Está en  ::  Inicio
Respuesta de ORIGEN ESPAÑA al informe de la CNMC sobre el Proyecto de Real Decreto que desarrolla la Ley 6/2015
Martes, 30 - Agosto - 2016
 
COMUNICADO DE PRENSA
 

  •  

 

 

 

 

La Asociación Española de Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas -Origen España- apoya y respalda el contenido del Real Decreto por el que se desarrolla la Ley 6/2015 de Denominaciones de Origen (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de ámbito territorial supraautonómico, propuesto por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que es fruto de varios años de trabajo entre el Ministerio y los diferentes operadores implicados en el sector.

 

 

 

Dicha norma pretende actualizar el marco normativo europeo de gestión de las DOP e IGP en España con un ámbito supraautonómico, buscando como fin último asegurar al consumidor el mejor control y certificación posible, que garantice la tradicional excelencia y reputación de los productos con sello europeo DOP e IGP.

 

 

 

El modelo vigente de DOP e IGP no sólo es un caso de éxito en España y en el resto de la UE, como demuestra su evolución y creciente aceptación por los consumidores de toda la Unión Europea, sino que es una de las herramientas fundamentales de la política agraria de Bruselas.

 

 

 

La Política Agraria Común potencia los productos con sellos de DOP e IGP, como herramienta esencial que garantiza una competencia leal para los agricultores y productores de alimentos con características y atributos con valor añadido, además de la necesaria protección y seguridad para el consumidor. Por otra parte, la existencia de las DOP e IGP es de vital importancia para combatir el abandono de nuestros campos y preservar el patrimonio cultural e histórico asociado a cada DOP e IGP.

 

 

 

Estos sellos de calidad diferenciada significan economía sostenible, equilibrio ecológico y reputación para los distintos productos, cada vez más valorados por los consumidores, frente a producciones industriales donde la máxima es la explotación y el rendimiento económico, sin límites racionales. Por lo tanto, éstos son otros de los motivos por los que el modelo DOP e IGP se muestra como necesario en la política agraria de la UE.

 

 

 

Por lo que respecta a los comentarios de la CNMC, sobre potenciales disfunciones en los órganos de control de las DOP e IGP, cabe argumentar lo siguiente:

 

 

 

A)                 Origen España coincide con la CNMC, cuando reconoce en su informe que la importancia y trascendencia del modelo de DOP e IGP justifican medidas de protección al mismo.

 

B)                 Origen España no puede compartir el contenido de un informe cuyo único objetivo parece ser cuestionar el trabajo realizado y la utilidad de los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas, así como la labor de certificación realizada por los mismos, basándose en afirmaciones subjetivas carentes de rigor en todo momento.

 

C)                 Origen España defiende que los órganos de gestión y control de las DOP e IGP tengan naturaleza pública, porque las DOP e IGP son, desde el momento inicial de su reconocimiento, un bien público, es decir un patrimonio de todos los ciudadanos y no un bien privado de unos pocos. Por lo tanto, la mejor protección y defensa de un bien público debe hacerse desde un órgano de gestión y control también de naturaleza pública.

 

D)                 Respecto a la supuesta discrecionalidad del Consejo Regulador para la incorporación de nuevos operadores a las DOP/IGP, y las afirmaciones expresadas por la CNMC sobre restricciones a la entrada de otros operadores, esta asociación no puede sino mostrar su desacuerdo. En el mismo momento en que un operador solicita su entrada y cumple con los requisitos aprobados por Bruselas para esa DOP o IGP, la entrada de ese operador es automática y no se puede rechazar por ningún Consejo Regulador, pasando el operador a formar parte de la DOP o IGP, con todos los derechos y obligaciones.

 

Hay que añadir en este punto que la CNMC cuestiona la transparencia y garantías a la hora de elaborar el pliego de condiciones de una DOP/IGP, recomendando su regulación. Es importante señalar lo que ha obviado la CNMC, que dicho procedimiento se encuentra ya reglamentado por el “Real Decreto 1335/2011, de 3 de octubre, por el que se regula el procedimiento para la tramitación de las solicitudes de inscripción de las denominaciones de origen protegidas y de las indicaciones geográficas protegidas en el registro comunitario y la oposición a ellas».

 

E)                  En cuanto a las restricciones cuestionadas en el informe (relacionadas con la capacidad de producción o las políticas de marcas, publicidad y etiquetado) son públicas e iguales para todos los productores y están plenamente justificadas en la defensa de la calidad o el carácter específico del producto. También en la necesidad de garantizar información veraz a los consumidores. Como reconoce la CNMC, estas restricciones derivan directamente de la normativa de la Unión Europea.

 

F)                  Con respecto a los límites geográficos, debemos decir que la esencia de los sellos DOP e IGP es reconocer y otorgar a un alimento una calidad diferenciada consecuencia de sus características propias y diferenciales, principalmente debidas al medio geográfico en el que se producen las materias primas y se elaboran sus productos. Este origen concreto y único de ciertos productos tradicionales se reconoce en Europa a través de estos signos de identidad que los revalorizan. 

 

Por tanto, concluimos que el modelo DOP e IGP, no sólo es uno de los ejes centrales de la Política Agraria Común, sino que también significa economía sostenible, motor del empleo en zonas rurales y defensa del patrimonio cultural de las distintas zonas geográficas del estado español. Además, garantiza a los consumidores, no sólo una reconocida calidad, sino un origen y el mantenimiento de las características organolépticas de los productos protegidos, auténtico legado gastronómico de cada zona.

 

 

 

 

 

ORIGEN ESPAÑA:

Creada en marzo de 2008, la Asociación Española de Denominaciones de Origen  –ORIGEN ESPAÑA– nace con motivo de la inquietud común de un grupo de productores de productos agroalimentarios por fomentar el reconocimiento del papel esencial de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) españolas, más conocidas globalmente en España como “denominaciones de origen”.

 

Conscientes de los abusos que estos productos únicos sufren de manera reiterada e indiscriminada en perjuicio del esfuerzo de quienes trabajan día a día por conseguir una calidad, tradición, prestigio y reputación únicas, productores de DOP e IGP lanzan esta organización con el fin de aunar sus voces en un interlocutor válido para hacer un llamamiento a una mejor y más eficaz protección de las DOP e IGP a todos los niveles.

 

 

 

 
Primer premio VII concurso Trashumancia. Eduardo Mayorga
 
Fuente: ORIGEN
 
:: Atrás

Consejo Regulador de la I.G.P. "Carne de Ávila" - Padre Tenaguillo, 8 - 05004 Ávila
Tel.: 920 35 22 28 - Fax: 920 35 33 49 - consejoregulador@carnedeavila.org